Para calcular cuanto cuesta imprimir en 3d no existen tarifas de impresión 3d basadas en precio hora de impresión. El coste final dependerá de una gran cantidad de factores que intentaremos explicar en este artículo.
cuanto cuesta imprimir en 3d en españa

 

Para valorar el costo de una impresión en 3d es necesario previamente disponer del archivo del modelo 3d. Éste modelo tridimensional, es posible generarlo de dos formas:

  • Mediante software de diseño 3d. Estos programas pueden ser de tipo industrial, paramétricos; o bien de tipo artístico u orgánico. Por lo general, todos poseen la características de exportar el modelo en cualquiera de los estándar utilizados para impresión, tales como STL, OBJ, AMF, entre otros.
  • Mediante ingeniería inversa. Gracias a los potentes escáneres 3d, es posible extraer la geometría de un objeto y digitalizarla con un grado de precisión muy elevado. Después del escaneado 3d, es necesario por lo general limpiar y editar el objeto antes de imprimir.

Si no se dispone del diseño 3d, cualquier servicio de impresión 3d como Ingeniería 3D Sevilla pueden encargarse de este cometido. Hay que tener en cuenta que, obtener el diseño 3d de la pieza u objeto a fabricar implica un coste extra, que puede llegar incluso a superar el de la propia fabricación pero que solo se realiza una sola vez. Igualmente este desembolso se diluye si el número de piezas a fabricar por impresión 3d es elevado.

 

Precio impresion 3d

Si bien, cada empresa de impresión 3d tiene su propia receta para calcular sus costes de producción,  intentaremos explicar alguno de los más representativos teniendo presente que el costo de imprimir en 3d resulta una tarea compleja por la multitud de valores de que depende.

El tiempo de fabricación y la máquina son fundamentalmente lo que determina el cuanto cuesta imprimir en 3d. Por un lado el precio hora de impresión 3d. Por otro lado, en impresoras FDM, el tiempo de fabricación es proporcional al número de unidades que permita la máquina fabricar simultáneamente. En impresoras de resinas, o SLA, o SLS, el tiempo es el mismo independientemente de las unidades que se fabriquen a la vez, y quepan en la máquina.

Las horas de postprocesado, llamadas así al tiempo de operaciones manuales necesarias tras la fabricación, incrementan el precio de la impresión 3d. En innumerables ocasiones, las piezas no salen acabadas de las impresoras 3d, sino que resulta necesario un acabado posterior que elimine soportes, rebabas o mejore el acabado o rugosidad superficial.

En cuanto a los materiales para imprimir en 3d, el precio de éstos difiere generalmente en función de sus propiedades mecánicas. Aunque los más populares, y por ende más económicos son el PLA y el ABS, en muchas ocasiones carecen de propiedades suficientes para cualquier uso o función. Los materiales con un precio más elevado, los llamados técnicos, o de ingeniería, ofrecen lógicamente mejor comportamiento en situaciones exigentes.

Las primeras piezas, las más costosas. Y es que, a veces, se hace necesario producir varias unidades de la misma pieza para optimizar la programación. Este hecho hace que para la fabricación de piezas por impresión 3d en series cortas, el precio por unidad sea considerablemente inferior a cuando se pretende fabricar una solo unidad.

Otro factor importante es la tasa de error. La geometría de la pieza, las dimensiones, o incluso la dificultad de un material para su empleo en impresión 3d, son parámetros a tener muy en cuanta ya que aumentará posibilidad de que la impresión fracase.

En resumen, como puede extraerse de la información anterior, para calcular cuanto cuesta imprimir en 3d, es necesario disponer del archivo 3d del modelo sobre el que analizar la tecnología a utilizar, el tiempo de fabricación y las horas de postprocesado, entre algunos factores más.